Compra venta de autos usados y autos nuevos

Consejos útiles

Consejos de Compra

  • La primera recomendación para comprar un auto usado dependerá si ya está inscripto en el registro o esta para inscribir. Si el auto ya está inscripto y tiene adjudicado un número de placa antes de revisar cualquier cosa primero fíjate si legalmente no tiene gravámenes choques, partes o anotaciones. Esto es muy importante pues hemos visto después de muchos casos personas que mandan a revisar autos usados a un taller y después de que dicha revisión se hace y han pagado por ella, al finalizar la transacción se encuentran con la sorpresa de que el vehículo tiene una prenda o tiene un parte que imposibilita la venta, por eso es mejor primero revisar si legalmente está el auto limpio.
  • Una vez de que estamos seguros de que por la vía legal el vehiculo usado se puede comprar entonces avanzaremos con la revisión, lo primero será buscar daños estructurales, para eso abriremos la tapa del motor, las puertas, la cajuela y detalladamente buscaremos en las esquinas del frente y en las esquinas traseras detalles en la estructura y pintura que nos indiquen la originalidad en el auto. Esto es muy importante para determinar si el auto en alguna ocasión ha tenido algún choque o golpe grave, esto hay que hacerlo en toda la estructura, si encuentras deficiencias o tonos diferentes en la pintura será evidencia que en algún momento la estructura sufrió un daño y fue reparada, esto se castiga siempre en el precio final y por eso es importante que lo determines bien pues si no cuando lo quieras vender alguien más minucioso lo hará y podría ser difícil para ti vender el auto usado pues nadie quiere un auto chocado por bien reparado que este.
  • Al adquirir un vehículo usado es muy importante revisar el piso y el chasis en busca de corrosión, una reparación a futuro de este tipo suele ser algo cara y la verdad este es un detalle fácil de revisar. Asegúrate que el piso, el chasis y la parte trasera no tengan señales de óxido o una corrosión avanzada.
  • Debes observar con detenimiento las llantas y verificar que el desgaste en las cuatro llantas sea parejo en la banda de rodamiento, si las cuatro llantas se encuentran con un desgaste normal y parejo muy posiblemente el sistema de dirección y suspensión se encuentre en buen estado y bien alineado.
  • Con el motor completamente frio debes revisar el nivel de aceite del mismo. Debes controlar que se encuentre en el nivel que corresponda. Muchos propietarios tienden a guardar los comprobantes de los cambios de aceite realizados. Verifica el próximo cambio de aceite y según cuanto le haga falta en kilómetros para vencer te podrás dar una idea de cuánto aceite está consumiendo el motor. Por lo general un motor que consume aceite tiene desgaste interno que a mediano plazo hay que reparar y cuyo valor es un poco alto.
  • Ahora bien debes encender el motor del vehículo usado que quieres comprar y una vez encendido debes acelerarlo o pedirle a alguien que lo acelere y verificar por la salida del escape que no exista humo color celeste, si existe humo color celeste en la salida del escape sera indicativo que el motor anda consumiendo aceite y que es muy probable una reparación mayor a mediano plazo que nos obligue a sacar una buena cantidad de dinero. El humo blanco como vapor es normal en el arranque y este generalmente viene acompañado por gotas de agua saliendo del escape.
  • Otra recomendación, siempre que sea factible, seria sacar las bujías del motor y mirar si están limpias o si tienen depósitos de carbón en sus electrodos y están oscuras y mojadas de aceite lo que nos indica que el motor no está en muy buena condición y una reparación mayor se acerca. Aquí lo ideal sería medirle la compresión al motor y hacerle una prueba de fugas a cada cilindro sin embargo para esto necesitas herramienta especial que por lo general todos los mecánicos tienen, para comprobar que los resultados estén dentro de lo que recomienda el fabricante.
  • Una vez puestas las bujías vuelves a encender el motor y buscas tenerlo acelerado a unas 2500 RPM durante unos diez o quince minutos, esto te permitirá ver cómo reacciona el sistema de refrigeración del motor y descartar problemas de calentamiento, de paso podrás ver si después de los 15 minutos a 2500 RPM la presión de aceite mantiene apagada la luz de advertencia de presión baja de aceite, por lo general motores con problemas de presión de aceite después de que el motor este bien caliente es que se demuestran, la luz debe permanecer apagada, ni siquiera parpadear.
  • Debes buscar la luz de Check Engine del motor y verificar su buen funcionamiento, después de arrancar el motor debe permanecer apagada al igual que la del AIR BAG, ABS, y otros sistemas de control y seguridad que tenga el motor.
  • Nunca mire un carro de noche. Aproveche la luz del día o un lugar muy bien iluminado en donde se notarán las imperfecciones a simple vista.
  • Recuerde que el promedio de uso de un vehículo cada año es de 20 mil kilómetros. Pero no se confíe, verifique el desgaste del timón, los estribos y sus protectores, y revise el estado de la tapicería que le mostrarán el grado de uso o abuso del carro.

Consejos de Venta

  • Prepara tu vehículo: asegúrate que el automóvil esté reluciente. Sin duda le añadirá valor a tu venta. Si no ha sido tratado recientemente, puedes hacerlo por unos $$. También debes pasar la revisión técnica vehicular. Ve a una tienda de detalles para encerar/abrillantar el exterior de tu automóvil y para limpiar/secar/pulir el interior. Tus llantas deben lavarse bien y también impresionarán a tus compradores potenciales. Estas inversiones definitivamente valdrán la pena y puedes incorporar este gasto en el precio solicitado (sin tener que decirle al comprador, por supuesto). Además, si hay defectos pequeños (un maletero o baúl roto, un mango o manija rota, etc.), arréglalos. Valdrá la pena. Puede que una pequeña falla haga que una persona no realice la compra.
  • Pon el precio ligeramente por encima de lo que esperas recibir. Negocia para hacer el importe resulte apropiado para ti. Si no tienes apuro por vender el automóvil y piensas que merece cierto precio, puedes esperar. Espera, ya que definitivamente encontrarás un comprador dispuesto a pagarte ese precio. Usa una fuente independiente para determinar el valor de venta al por mayor y al detalle de tu vehículo.
  • Compra un aviso que "permanezca hasta que se venda". Hoy en día, no hay necesidad de pagar dos veces por el espacio. Asegúrate de que el aviso sea específico. Asegúrate de incluir los siguientes datos: el precio, el modelo y la marca, el nivel de acabado, el color (es mejor incluir muchas fotos), el historial de servicio, los datos de impuestos y revisión vehicular, la cantidad de millas, etc.
  • Un sitio web como autobook.com.ar puede servir como un medio extremadamente útil para dar a conocer la venta de automóvil. Asegúrate de ver los avisos de otras personas y publica las fotos y la descripción de tu automóvil y de forma adecuada.
  • Haz tu presentación de ventas cuando te llamen por teléfono. Explica la verdadera razón por la que quieres vender el automóvil. Explica cuántos kilómetros has conducido el automóvil y explica tu experiencia general con el automóvil.
  • Si quieren una revisión profesional, no te asustes. Quiere decir que en verdad quieren comprarlo. Cuando negocies, nunca te niegues a ceder un poco con el precio y no dejes que se vaya por una diferencia significativa para ti. No vale la pena perder la venta por una cantidad tan baja.
  • Sella el trato. Cuando alguien acuerda contigo para comprar el automóvil, asegúrate de imprimir la hoja de venta y hacer que el comprador la firme. Busca en Google 'hoja de venta' y encontrarás muchos sitios web de los que podrás imprimir la hoja de venta. No hagas 'copiar/pegar' ni lo imprimas directamente del sitio web. Haz una captura de pantalla y copia todo a tu procesador de palabras para imprimir desde allí. Define la forma de pago y asegúrate de controlar muy bien cuando te entregan cheques.
  • Ahora, ya puedes realizar la transferencia y entregarle las llaves del vehículo.